lunes, marzo 21, 2005

Crónica de una visita al taller de poesía de María Medrano en la Unidad 31 de la cárcel de Ezeiza

Persiguiendo un lugar sin punto de vista uno traspasa puertas y rejas, umbrales. El sufrimiento no es, sin duda, un hecho estético. Y sin embargo, hemos visto a las consecuencias del sufrimiento, una y mil veces, pegar la vuelta perfecta que da un panqueque en el aire. Describir un círculo, una manera de girar que al la vez que mágica nos resulta lógica. Lógica y triste, tal vez explicable o inexplicable, pero tangible.
Entonces busco una nueva puerta. Me dicen para desanimarme "que voy a ir a mirar como desde afuera". Antes me quedé callada. Ahora puedo contestar que el afuera que vemos desde afuera es mucho más lejos que el afuera desde adentro. Y esa era otra de las cosas que me llevaron. Me llevó el azar como fuerza conductora de los hechos todos en primer lugar. Pero después del azar y la duda, los hechos.
Lo que veo: el taller no pensado como un taller mecánico "si sacás dos tuercas de acá y la bujía de allá la cambiás por una nueva". No. Ni tampoco una cuestión de si más harina o menos azúcar. El taller como un lugar de llegada y de partida. Uno se siente naturalmente invitado a hacerse preguntas sobre la libertad, interior, exterior, de adentro, de afuera ¿dónde queda cada cosa?, y ahí uno para. Sin embargo las chicas del taller me advierten que esta unidad no es muy representativa de la vida en la cárcel. Lo dicen de otra manera "al lado de otras unidades, el nuestro es un internado de señoritas". Otra vez las preguntas del huevo o la gallina. ¿Existe buena conducta en los lugares donde hay talleres de poesía o son posibles los talleres solamente en estos lugares? Lo que sí está claro es que siempre acá los proyectos duran tanto como tan grande sea la motivación personal de quien lo lleva a cabo. Ahí más que en ninguna parte se nota que el aparato no es ningún gran arco de contención para las problemáticas sino el cubo de cemento donde se trata de dejar apartado todo lo que pudiera ser conflictivo. Si uno ha entrado ahí no sabiendo muy bien cómo llegó, se va con más dudas que Raskolnicoff en Crimen y Castigo.
Y mientras tanto el panqueque sigue girando sin caer de ninguno de los dos lados. Me voy agradecida, de la oportunidad, del trato, del jugo de la sensación.

9 Comments:

Blogger Jimena said...

"Ahora puedo contestar que el afuera que vemos desde afuera es mucho más lejos que el afuera desde adentro"

Tengo a alguien, muy cercano, en la cárcel de Ezeiza. Tengo a alguien, más cercano aún, que va todos los domingos a visitar a esa persona. Y me niego a ponerme más cerca de lo que estoy. A veces uno no quiere llegar más adelante o no quiere transformarse en el panqueque.

11:01 a. m.  
Blogger Natalix said...

La verdad, escribí una versión anterior, donde encabezaba explicando que mi punto de vista, al no tener ningún familiar ni amigo en esas condiciones, podía ser cuestionado.
Descarté ese texto porque sentí que tenía pretensiones ensayísticas, que trataba de justificarme.

De justificar la curiosidad que me llevó ahí.

Entiendo el no querer acercarse como cualquier no querer que nos sea necesario.

10:26 p. m.  
Blogger Jimena said...

Ah, qué interesante. De todas formas, no lo dije antes, pero me gustó mucho cómo encaraste el tema. Tengo la sensación de que pudiste encontrar un equilibrio... hmmm, no sé si me explico bien.

No es fácil hablar de esas cosas, sobre todo porque uno, por momentos, no puede dejar de sentir que está "usando" algo que no le corresponde. Por lo menos a mí me pasa con determinadas cosas.

A propósito, me gustó mucho el texto de más abajo, el del viaje.

Saludos,

9:30 a. m.  
Blogger Natalix said...

jimena
vuelvo y veo respuestas a mis comments! ¡había que animarse a empezar!
Una respuesta: como tener entidad, como decir alguien de verdad lee esto!
iupi, gracias por venir y si no hay muchos que sigan tu ejemplo evaluaré la posiblidad de hacer un sorteo a fin de año.

chin chin

3:59 p. m.  
Anonymous Jimena said...

sí sí, yo soy una especie de lector comentaril. lo hago por dos razones, primero porque lo que leí me interesó como para que se dispare un comentario (que puede ser más o menos acertado, un tiende a creer que es una boludez y por eso en general no se anima a decir nada), y segundo porque a mí particularmente me pasa que no me hacen comentarios ni los fantasmas y cuando alguien dice algo me pongo contenta!

chin chin.

un beso,

4:49 p. m.  
Blogger Roberto Iza Valdes said...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

12:01 a. m.  
Blogger Roberto Iza Valdes said...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

6:31 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Where did you find it? Interesting read » » »

12:06 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Very cool design! Useful information. Go on! » »

10:12 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home